Twitter Updates

    follow me on Twitter

    lunes, 24 de mayo de 2010

    Ser adulto

    Estoy en crisis por tantas cosas juntas que se me vinieron encima. Lo más liviano fue cumplir años (30 y shhhh). Lo más complicado: el negativo de la FIV y cómo seguir adelante. En el medio un oportunidad en mi trabajo que no *debo* rechazar, pero tampoco quiero aceptar. QUE COMINOS HAGO CON MI VIDA???? Este 2010 pide demasiado de mí! Esto de ser adulto y tomar decisiones no me está gustando nada.

    Después del negativo, quedamos con mi marido que nos daríamos 2 meses de descanso y recién volveríamos a ver a nuestros amigos de la clínica para ver dónde estábamos parados. Cuando yo llamé, fue un mal entendido de la que me atendió (y yo se lo dejé pasar, porque como no podía aclarar mis dudas, no tenía poder de convicción tampoco). La cuestión es que me anotó que sólo me tomaba un mes de descanso y al siguiente ciclo empezaba con las pastillas, inyecciones, etc. O sea, la semana que viene estaré empezando la FIV número 4 en vida. Algo para lo que no estoy ni por lejos preparada mentalmente. Es más estas dos escasas semanas de libertad ( cero pastillas, inyecciones o clínica) fueron estupendas. Acompañadas por el sol, obvio.

    En mi trabajo, el jefe tarado, le dio lugar a otra jefa nueva, que tampoco me termina de caer muy bien. En fin, pero es lo que hay. La cuestión es que salió, así de la nada, una propuesta para pagarme una carrera terciaria desde mi trabajo. Genial!, porque yo no tengo título. Pero, si, todo tiene un pero. Dicha carrera es por las noches: 2 a 3 veces por semana, más trabajos a presentar seguidos, hechos en casa. O sea, muchisimo sacrificio de mi tiempo libre ( trabajo 4 días a la semana).... y mi Tobias? y mi tiempo para un segundo milagro? Tengo que dar una respuesta en breve a si acepto o no seguir la carrera que dura como mínimo 4 años y medio. Mi marido me dijo que haga lo que yo sienta que puedo hacer, pero que no cree que aguante más de 1 vez por semana para ir a clases. Es mucho: trabajo, limpiar la casa, planchar, estudiar, bebé, bebé en proceso de FIV, viajes a Argentina.... y cuando vivo? cuando descanso mis siestas adoradas? cuando juego con Tobias a reirnos nada más, tirados en el sillón, sin preocupaciones? La vida era bella en el 2009, no podría volver el tiempo atrás? Ser adulto significa demasiada responsabilidad!

    miércoles, 12 de mayo de 2010

    Depende de quien lo diga


    Aquí estoy de nuevo. El viernes y el sábado estuve subida a una nube de negación absoluta. Traté con todas mis fuerzas de no pensar en el negativo. Mi marido me arrastró prácticamente en todos los preparativos de la fiesta de Tobias que, según dijeron los invitados, salió muy linda. Yo no la sentí, porque simplemente flotaba en un limbo. Puse mi mejor cara de "está todo OK"y el piloto automático y así seguí. Tobias se adosó de regalo una fiebre de más de 40 grados que le duró desde el domingo hasta el martes. Ese día me quedé en casa con él, y me derrumbé. Lloré, pataleé, me deprimí y así fui hoy a trabajar. Mala idea.
    Ayer como me habia declarado "enferma" no fui a trabajar. Yo no falto nunca, a menos que esté en la etapa de la punción de un tratamiento o con una infección renal. Por ende, mis colegas no están acostumbrados a no verme aparecer. No estan al tanto de mis tratamientos. Y hubiese preferido que siga así. Hoy se acerca una colega y me dijo:
    "- se te pasó el dolor de cabeza de ayer"en un tono tan raro, como si yo fingiese alguna enfermedad.
    Y a mí me salió automáticamente ( olvidandome de mi promesa de no contar nada a nadie):
    "- no, todavía lo tengo. Es el dolor de una tercera FIV negativa en mi curriculum".
    Mi colega abrió sus ojos enormes y tuve que repetirle que FIV es un tratamiento de fertilidad ( a veces me olvido que no todo el mundo habla el idioma infértil con sus abreviaturas). "Las posibilidades de un hermanito/a para Tobias se van disminuyendo" agregué
    Entonces me dijo: "Deberías estar agradecida que te salió uno bien, por lo menos"
    Me pareció que casi le escuché decir: "en vez de estar así por ese negativo" ( pero no estoy segura si dijo esto o fue mi imaginación).
    Me cayó como una piedra semejante respuesta.
    Si me hubiese dicho cualquiera de mis amigas infértiles, le creo, porque sé que muchas sintieron el dolor de un tratamiento fracasado y la alegría de tener un hijo. Si, UNO, aunque sea UNO, es la ilusión que nos motiva a seguir este camino.
    Pero estas mismas palabras en gente que no tiene idea de lo que habla. Que no sabe lo que es pincharse 60 veces en la panza, aguantarse una punción sin anestesia, la espera, la impaciencia y la decepción, la frustración, todo eso, hizo que esas palabras se me clavaran en el corazón y mis ojos se llenaran de lágrimas. La dejé hablando sola, le di la espalda, para que no vea mis lágrimas y me fui.
    No tengo ganas de justificar por qué quiero ser madre de uno, de dos o de los que se me antojen.. Es mi derecho.

    jueves, 6 de mayo de 2010

    no fue

    esta vez no fue para nosotros. Me siento bastante mal. En dos días festejamos el cumple de Tobias y el domingo el día de la madre. Mal momento para descubirir un negativo.
    No sé qué haremos. Si seguiremos por el camino médico o volvemos a la adopción. Desde el fondo de mi corazón quiero darle la oportunidad a tobias de tener un hermanito o hermanita con quien compartir su vida. Si no lo logro, siento que es demasiado peso para él, ser hijo único.
    Me siento mal porque "sólo" es mi tercera FIV, y de la segunda ya tuve un bebé. Para estadísticas no está tan mal, pero para el alma y el cuerpo, se pone cada vez más pesado.
    Me levantaré y seguiré en camino, no sé cuál todavía, pero lo voy a hacer. Necesito unos días para procesar esto. Lástima que justo sea ahora. Hubiese querido festejar el sábado con una noticia más grata. besos. Natie