Twitter Updates

    follow me on Twitter

    domingo, 20 de septiembre de 2009

    como sapo de otro pozo

    Evidentemente soy un sapo de otro pozo... no hay caso, no consigo encajar en el mundo fértil, aunque tenga a mi bebé en brazos. Tener un hijo, no significa el pasaporte a ese universo de conversaciones monotemáticas que ya me tienen hasta la coronilla.

    Paso a dar ejemplos:

    Pregunta- Qué marca de pañales usás?
    Mi respuesta: la que esté de oferta

    Pregunta- Cuántos cc toma por día/biberón? y la variación: "se despierta de noche para tomar algo?
    Respuesta '... toma este... 180 cc (creo) por vez, cuando se le da la gana y cuando pide, veo más o menos que no se esté muriendo de hambre y a la vez que no me esté tomando el pelo, porque se tiene que alimentar.

    Pregunta: "ya se da vuelta solo, levanta la cabeza, dice mamaaaa, papá, me voy afuera a jugar" y mas tonteras de ese tipo....
    Respuesta: (primero cuento hasta 10) y después: "si... hace algunas de esas cosas, pero sumar y restar le está costando, así como la tabla del 18"

    y la que se lleva el Oscar de las preguntas: "Cúanto pesa y mide?"......


    Todas estas preguntas arribas mencionadas son el monotema de la monoconversación a la que yo casi respondo en monosílabos de mis amigas/conocidas/colegas que en los últimos meses al igual que yo tuvieron un bebé.

    Al principio me pareció alucinante la idea que mi bebé creciera con amiguitos de su misma edad, hijos de la gente arriba mencionada....
    Ahora lo veo como una amenaza a su autoestima y al mío, que constantemente me apabullan con este tipo de preguntas. Parece que caímos, mi Pixel y yo en una competencia furiosa, que hasta ahora se basa en peso y medida. Y no me quiero imaginar lo que será en un par de años, cuando vayan a la escuela...!!!!

    Evidentemente no encajo en este mundo.... y confieso no hago el más mínimo esfuerzo por intentarlo... NO ME LAS BANCO MASSSSSSSS.

    Ok, firmado por sapo de otro pozo... con alas listas para volar a un mundo menos monótono.

    martes, 15 de septiembre de 2009

    Manipulando

    Tobias es un bebé super tranquilo. No es de esos que a los alaridos piden su leche. El empieza apenas a chuparse las manos y con eso me despierta por las noches. Aclaremos que duerme en nuestra habitación, con su cuna, pegada a mi lado de la cama.

    Hace unos días estaba un poco molesto y yo lo tuve alzado gran parte del tiempo. Grave error, me dirán algunos. Pero la verdad no me importa malcriarlo, porque tiene mucho del carácter europeo y yo quiero que salga latino. Por lo tanto empleo tiempo y dedicación en inculcarle un poco de énfasis a su manera de comunicarse.

    Ayer le tocaba cuidarlo a mi marido durante el día, diarrea incluida de ambos, gracias a no sé qué bacteria que se adueñó de nosotros. Cuando vuelvo de trabajar mi marido me dice que Tobias ya aprendió a reconocer que si llora o hace un minúsculo berrinche, su mamá se acerca y lo levanta.

    Entonces intentó aplicar la misma técnica con el padre. Lloraba (sin lágrimas), con los ojos cerrados desde su box (corralito), pero de vez en cuando, tomaba aire, abriendo timidamente un ojo, como para relojear si alguien se acercaba a alzarlo. Viendo y considerando que no había mamá en el horizonte que lo salvara de tan triste situación, cambiaba el volumen del berrinche y seguía intentando. Abría el otro ojo y no pasaba nada. A los 3 minutos, se acerca mi marido y Tobias le suelta una carcajada acompañada de una mirada pícara de “LO CONSEGUI”, leru..leru… Mis lecciones están dandos sus frutos. Manipulador, mi muchachito, ;)

    martes, 8 de septiembre de 2009

    ay, la querida burocracia

    Hola,

    Ahora menos que nunca les digo en que país estoy, porque no quiero represarias!

    Resulta que como ustedes saben yo soy argentina, y mi marido es europeo. Yo tengo ambas nacionalidades, pues cumplí con todos los requisitos hace tiempo para obtener la nacionalidad del país en que resido y la nacionalidad argentina es IRRENUNCIABLE.

    Yo siempre quise darle mi nacionalidad argentina a mi hijo. Y como sabía que había lista de espera para el trámite, llamé embarazada ( para ir adelantandome.. como siempre) y me rebotaron de lo lindo. Me contestaron en la embajada: primero tiene que parir, y después llamar. Además qué apuro tiene, pues su hijo, por línea paterna ya tiene una nacionalidad.....

    Yo, bronca + hormonas, casi la mando de paseo al Congo, pero dije, mejor la tengo de amiga, porque la necesito para ese trámite, a este pichón de empleada pública de Gasalla (personaje de la tv argentina).

    Cuando nació Tobias, volví a llamar, a la semana, y le pregunté todo lo que necesitaba. Envié toda la documentación en JUNIO y hasta agosto, ni se calentaron en llamar... Llamé y la Gasalla me contestó que ella recién llegaba de vacaciones y ni tiempo había tenido de ver la correspondencia. pero que YA, YA revisaba y me llamaba....

    Pasaron dos semanas y nada. Hoy llamé de nuevo. Me dijo que los papeles estaban en orden.

    Entonces le pregunto: y cuando tengo la entrevista?


    Repuesta:" ahhh, no, en este momento no le puedo decir. Quizás enero o febrero de 2010...porque usted está en lista de espera"


    Yo: " y por curiosidad: cuántas personas hay antes de mí en la lista?"
    me imaginaba algo así comoe sta foto:


    La respuesta de la Gasalla con un tono de voz catastrófico por la cantidad de trabajo fue: "SIETE PERSONAS"...

    Pueden creer?????????? en fin, Tobias seguirá siendo argentino de corazón y con probabilidades de inscribirse antes de que haga la comunión!