Twitter Updates

    follow me on Twitter

    miércoles, 25 de agosto de 2010

    No estaba muerta, Ni andaba de parranda

    Creo que hay un dicho: "hay que pasar el invierno", por las épocas difíciles, pero en mi caso, como todo es al revés fue un "hay que pasar el verano". Estuvo complicado, lleno de enfermedades infantiles, marido, problemas laborales, etc. Creo que la mejor decisión que tomé, fue aplazar la FIV 2 meses. No hubiése soportado todo el estrés junto.

    Tema laboral: la mandé al diablo a mi jefa, cuando despidieron/separaron de sus funciones a mi colega número 9 en un año, con la consecuencia que el trabajo de 16 personas, lo tenemos que hacer entre 8 colegas, pero 4 están de vacaciones. Como yo soy una de las 4 "elegidas" para no salir de vacaciones: el estrés me superó y se lo dije bien clarito. No se lo esperaban, porque JAMAS abro la boca para quejarme. Ahora me tratan mejor, pero el trabajo sigue siendo demasiado y decidieron NO pagarme la carrera que ya estaba pactada.
    Respiré profundo, conté hasta 200, me di la vuelta y me fui. No vale la pena hacerse mala sangre por esto. Ahora busco en Google trabajo en cualquier lado, claro que me pagarían una miseria comparado a lo que gano ahora.

    Plan B: consiste en tomarme licencia (sin goce de sueldo) por 1 día a la semana a partir de enero para estar con mi hijo. Me corresponde por ley.

    Plan C (de carrera): conseguí otra carrera, que si bien no es lo mío específicamente, me da la posibilidad en 4 años de un título terciario. Las clases son 1 vez al mes, un sábado, poquito lejos de casa, pero no es tanto. Lo demás es tareas para hacer en casa, y mandar por email. Me inscribí, rindo el sábado una especie de examen de admisión (aunque ya estoy casi adentro)...... no dije ni pienso decirlo en mi trabajo. Vidas separadas, en eso soy especialista

    Plan FIV: voy una semana de Decapeptyl. Próximo viernes mi primera eco. Acupuntura al máximo, dolor de cabeza idem, ilusiones, idem.

    Estoy así:



    pero no por estar muerta ni por andar de parranda, es por la vida complicada. Ya vendrán tiempos mejores. No pierdo las esperanzas ;)