Twitter Updates

    follow me on Twitter

    domingo, 21 de octubre de 2007

    Vacio de palabras

    Como se habrán dado cuenta hace mucho que no escribo. Pensé en mil títulos para este post y en varias cosas que quisiera contar, pero nunca llego a sentarme en la compu, para traducir mis pensamientos en palabras escritas. Tengo una crisis, si, una de las tantas que a veces me asoman. Yo la llamaria, un vacio de palabras, porque no sé poner mis sentimientos en orden para expresarlos, entonces me llamé a silencio por escrito. Tampoco queria convertir este blog en palabras depresivas, quizás porque no queria escribirlas y menos leerlas.

    Mi estado de ánimo es una delgada cuerda que rodea a un abismo, en el cual trato de no caer. A veces, me siento lejana a la cuerda, a veces creo que levanto con ambas manos esa cuerda y comienzo a caminar hacia el precipicio.

    Pasaron dos ciclos desde mi operación. Si, la vida se cuenta por ciclos a esta altura. Ambos negativos, como era de esperarse. No tuve recomendación alguna luego de mi operación, asi que comenzamos a hacer los deberes inmediatamente, para ver si realmente se aumentaron las posibilidades de embarazo. Qué se le va a hacer, una pretende engañar al destino, o engañarse a si misma, no sé. Ironia del destino mi marido debe entregar una muestra mañana y estamos de abstinencia absoluta por varios dias, Justo cuando se supone que voy a ovular. GRRRRRRRRRR. Asi que este ciclo tampoco lo cuento.

    La semana pasada fui a mi nuevo ginecólgo. Me cayó bien, lo cual es un milagro, porque es un discípulo del Todopoderoso. Tenemos luz verde para la segunda FIV, con protocolo largo y estamos ya en el "planning" anotados. Mañana llamaremos para saber cuando empezamos con la medicación, pero calculo que será entre febrero y marzo de 2008 (con suerte), considerando que nos vamos de vacaciones en diciembre y la lista de espera está empezando a alargarse.

    En los demás aspectos de mi vida, sigo sumida en una apatia total. Esta horrible sensación de vacio me invade completamente, y no tengo ganas de trabajar de más, de ver amigos (muy poco), de comprar regalos para llevar a mi familia, de leer un buen libro, nada de nada. El frio otoño empezó a llegar a mi corazón también. Odio esta sensación y espero poder combatirla con palabras.

    1 comentario:

    Soledad dijo...

    Hola amiga!!! Tanto tiempo, siempre entraba a tu blog a ver si habia noticias tuyas, pero nada. Ojala pronto estes mejor y puedas combatir esa sensacion de vacio de alguna forma. Si pasaste por el mio sabras mis novedades... Te cuento que para febrero seremos compañeras de tratamiento entonces. Me alegro mucho leerte. Besos.