Twitter Updates

    follow me on Twitter

    sábado, 11 de agosto de 2007

    Post y Comentarios anteriores


    Queridas Sole y Dana he decido borrar mi post anterior ( dia miercoles 9 de agosto) y crearlo de nuevo, porque alguien agregó una publicidad y no puedo borrarla.. Buahhhh asi que aqui va de nuevo, con sus comentarios incluidos.



    Y aqui estamos de nuevo. Me pasaron tantas cosas que no sé por donde empezar a contar, como para no mezclar cosas. Fuimos a otro hospital hace unas dos semanas (me parecen dos siglos atrás) y salí con un sensación de vacio horrible. Una chica nos atendió muy bien (lease: estudiante no graduada, o sea, abierta a muchas posibilidades) y nos escuchó toda nuestra historia y nos dijo que ella pensaba que podriamos hacer unos cuantos estudios más antes de pasar a una segunda FIV. Después pasamos a la entrevista propiamente dicha con el Profesor (si, asi con mayuscula, que se caen los cuadros de diplomas de la pared si no se le dice Profesor Doctor) y la tortilla se dio vuelta: Nos dijo ( bah, me dijo: a la unica extranjera preguntona): que los estudios que me hicieron en el otro hospital son correctos y que no hay NADA mas que estudiar. Que los estudios que hacen en el exterior (lease: Argentina) son una perdida de tiempo y de plata para el paciente, porque no ayudan a un diagnostico mas concreto y solo le llenan los bolsillos a los medicos. Mi diagnostico es infertilidad de causa desconocida y que yo deberia aceptar esa realidad. Discutí lo que pude, porque era como darme la cabeza contra una pared y salí llorando y gritandoles que son unos discriminadores, que hay médicos en otros paises que por lo menos escuchan a sus pacientes, pero aqui, nada. Sinceramente, ojalá algún dia me pueda cobrar las humillaciones que me hacen en este pais.
    Mejor seguimos contando. Después de tragar esa pildora tan amarga y discutir en casa, y llorar, y volver a discutir: mi marido, viendo que yo no tenia ni fuerzas ni ganas, pero a la vez queria: llamó al hospital donde nos hicimos la primera FIV y pidió cita para empezar la seguna FIV.
    Esa cita fue recién hoy y les juro que todavia me siento mal. Me atendió una médica del equipo de fertilidad (porque pedimos expresamente NO ser atendidos por el Todopoderoso de mi ginecologo), y a mi modo de ver, me atendió muy friamente. Cada tanto le salia las palabritas mágicas: "porque en este pais hacemos las cosas así o asá y no como en el extranjero"Esos palos sé perfectamente a quien iban dirigidos, pero el europeo de mi marido no los captó. Salimos con un turno para dentro de dos semanas para una eco para ver si todo esta bien y después discutir si nos aceptan para una segunda FIV.
    En mi cabeza rondan demasiados pensamientos y sentimientos encontrados. Quiero probar, pero no quiero ser tratada de esta manera. Pero sé que ellos no van a cambiar. Es luchar contra molinos de viento.
    Soledad dijo...
    Hola Natie, que bajon lo que contas,y me imagino lo doloroso y molesto que debe ser sentirse discriminado, pero no te rindas. No pensaste en hacer una consulta aca cuando vengas ? Como para sacarte las dudas... Besos y fuerza.
    2 de agosto de 2007 21:17
    Dana dijo...
    Hola Natie, con el tiempo una va endureciendo un poco la piel y aprende a no tomar a los medicos demasiado en serio. A veces vas a estar de acuerdo con ellos, a veces no, y viceversa pero discutir con los Todopoderosos nunca resulta muy fructifero. Yo particularmente busco un buen medico y un buen biologo, si hablan poco, mejor; me da igual si es simpatico, compasivo, comprensivo o no, lo que quiero es que tenga la suficiente buena mano como para que nos embarace. Yo diria que si podes cambiar de medico, hacelo y si no, no te amargues; usalo como un instrumento para llegar a tu fin...Suerte!
    2 de agosto de 2007 23:03

    No hay comentarios.: