Twitter Updates

    follow me on Twitter

    miércoles, 13 de enero de 2010

    Hoy tengo uno de esos días

    sí, hoy mi día es de pura duda y reflexiones. En realidad es lo que yo llamo el choque cultural. Siempre se apodera de mí unos días después de haber llegado de Argentina. Pero esta vez le agregamos el ámbito maternal. Paso a explicar.

    Tobias va 4 veces por semana casi 9 horas a la guardería, porque son las horas que yo trabajo. Y traté por todos los medios de convercerme que es lo mejor para él. Porque si yo me quedo en la casa, los dos estaríamos muy frustados.
    Pero, hete aquí, que la semana pasada volvió los 4 días demandado. Ejemplo: El primer día: haciendo alarde de su nuevo truco de pararse donde se le da la gana, no tuvo mejor idea que pelearle a una nena de 1 año, que apenas se apoyaba en una pata de una silla, y por supuesto él quería apoyarse en la mismísima silla: conclusión: sacó sus dos medios dientes y le mordió la rodilla a la nena en cuestión. Yo alegué (en defensa y vergüenza propia) que le debe haber visto la rodilla gordita y quizo usar de mordillo para sus dientes nacientes. Pero mi alegato no fue escuchado. Y así uno tras otros llegaron los retos.
    El fin de semana no asomé nariz afuera de la casa y le dediqué 100% de mi tiempo. Resultado: el lunes estuvo INSOPORTABLE en la guardería. O sea: no pego una!
    Hoy lo llevamos a la guardería, pero no fui a trabajar porque tenía que ir a hacerme estudios renales al hospital ( mi 2do hogar, ya saben). Y al volver me puse a limpiar la casa y demás cosas (como escribir en el blog), que no hago si él anda dando vueltas (literalmente) alrededor mio.

    Ahora me pregunto: seré mejor madre si dejo de trabajar? se portará mejor? es normal? ( que sé yo lo que es normal o no.... es mi primer hijo!!).

    Dejarlo en casa con alguien no es opción viable. En el país donde vivo eso es carísimo, impagable para nosotros. Ni siquiera tengo alguien que nos ayude a limpiar la casa o planche, porque anualmente me costaría alrededor de 1300 euros (=que un pasaje a ARG).

    La vida en el primer mundo no es lo que parece.... mejor dicho, lo que algunos se imaginan. Sin tener familia cercana a quien recurrir se me está haciendo pesado. Es remar sola con mi marido y mi hijo. Trato de no quejarme, porque después de todo fue una elección propia. Lo que yo no me imaginé es que me podía poner tan triste e impotente ante este tipo de dilemas. La economía familiar no da para que yo deje de trabajar. "Es lo que hay" Tengo que aceptarlo.


    6 comentarios:

    nani dijo...

    hola! un gusto leerte de nuevo, es muy graciosa la forma de contar las situaciones que vas viviendo y la verdad es que todo esto que te pasa nos pasa y lo vivimos muchas, si queres podemos conversar por msn y te cuento mi experiencia o lo que se me puede ocurrir, desde ya te cuento que a primer vista lo que creo es ..como todo lo nuevo...parece dificil y asusta...
    yo tengo una hija de 13 años y la eduque sola literalmente desde sus tres años hasta sus ocho, ahora estoy en pareja hace cinco años y diego a aportado muchisimo a la imagen masculina y paterna que ella ha construido y sigue construyendo seguramente. Nosotros por lo pronto estamos por comenzar un tratamiento de fertilidad porque no podemos tener un hijo en forma natural y espontanea..
    bueno, mas o menos me presente y te puse al tanto..te repito si queres vemos como nos podemos poner en contacto y charlamos
    desde ya ANIMOSSSSSSSSSS
    no es nada facil pero tampoco es imposible...una mama no es mama por el tiempo que este con su hijo y menos en estos tiempos dificiles donde hay q salir a trabajar.un abrazo

    A! dijo...

    Natie... Sobre este tema no puedo opinar. Trato de ponerme en tu lugar y no me sale. Me parece bien que trabajes, es necesario por la economía, por vos y por él. Más tiempo juntos no es sinónimo de mejor calidad, a veces todo lo contrario. Lo importante, creo, es que cuando estás con él, se disfruten y se sientan cerca. No lo vivas con culpa, porque estás haciendo lo mejor que podés, incluso estando agotada! Me parece que la respuesta la vas a encontrar sola, y acordate que nada está bien o mal tajantemente. Lo que para unos está bueno, para otros capaz que es un desastre.
    Un abrazote! Y... yo lo banco a Tobías como buena mordedora que fui ;)
    Besote...
    A!

    Soledad dijo...

    Que dificil... no creo que tengas que dejar de trabajar, es logico que Tobias vaya creciendo y vaya experimentando cosas y desarrollando su caracter. Paciencia... Besos.

    DEYANIRA dijo...

    Yo creo que tu gordi está asando por uno de esos momentos en los cuales todavía no saben compartir, quieren todo y muerden o pegan...

    MIrá vos...te lo cuento para que veas que tabien debe ser normal eso de reemplantearse las cosas cuando sos madre primeriza...El otro día le contaba a Sole que mi sobri, que debe tener más o menos la edad de tu BB, es el único rey de la casa...primer hijo, primer nieto, primer sobri de dos tías sin hijos...fatal...su mamá no trabaja y está todo el día con él...Y TENEMOS EL MISMO PROBLEMA!!!
    No podemos estar en el club o ir a un cumple que no tengamos que pedir disculpas ante los mordiscones!

    Y fijate qué loco....el reeplanteo fue..."está mucho conmigo, es muy mimado, le falta compartir con otros chicos"...efecto: la semana que viene comienza a ir a la guarde dos horitas diarias a ver qué pasa...

    Vamos Negri! a no desesperarse...supongo que son rachas que hay que aravesar.

    Besos!

    Maria Laura dijo...

    uy amiguis no soy la mas experta en el tema bue en realida no se anda...pero no creo que el tema pase por dejar de trabajar.. creo que pasa por que TOBI esta creciiendo y porbando nuevas cosas dentro de esas a vos tambien ... de a poco las cosas se van a ir acomodando como cuando nacie y vos no podias imaginar dejarlo en una guarderia e ir a trabajar... trata de relajarte se que debe ser dificil pero para amiga todo pasa... besote grande...

    Clara Castillo dijo...

    Tranquila, que nadie se muere por ir ni que su hijo vaya a la guardería! ;-). Lo normal y no normal, ¿qué importa?
    Si necesitás trabajar por el dinero y además te gusta, tenés que seguir haciéndolo, al menos por el momento. Si querés disfrutar más a tu bebé y haciendo cuentas la plata les alcanza, entonces dejá el empleo. Pero que los nenes muerdan a los compañeritos suele suceder, no es Drácula tu bebé. :) Y hacen líos si son chiquitos.
    Pregunto... ¿posibilidades de cambiar de país no hay, o no les interesa? Quizás yendo a un lugar que no sea tan caro vivir... Pero igual, ningún sitio es perfecto. Usá la balanza para elegir, pero la tuya y de tu familia, no la de la moral o la sociedad.
    Besos y ánimo!