Twitter Updates

    follow me on Twitter

    domingo, 9 de agosto de 2009

    Sobrevivimos

    Y si, sobrevivimos a la primera semana de trabajo mía y de la guardería de Tobias. El, por supuesto, ya las tiene comprada totalmente a las chicas que lo cuidan en la guardería 3 veces por semana. Les hace sonrisitas y ajoooooo y todos esos trucos que antes eran exclusivos para su mamá y su papá.
    También les hace lo que quiere con la mamadera, porque a veces no quiere tomar ( el mismo problema en la casa).... y parece que al chico le da vergüenza, porque hasta ahora no hizo caca ni una vez en la guarderia. Esos pañales son regalos exclusivos para sus papis.

    Por las noches decidimos seguir despertándonos 1 o 2 veces por lo menos. Por lo tanto, la madre o sea yo, duerme bastante entrecortado.
    El fin de semana nos recuperamos un poco, con muchos mimos, abrazos, durmiendo de a ratos cuando nos da sueño y muchos ajooooooo de nuevo.

    Por mi parte, mi trabajo, es todo igual. Parece que falté dos días en vez de 4 meses. No cambia nada. Lo único que me preocupa un poco son la dichosa crisis que hicieron despedir a más de 20 personas de mi edificio y la Gripe A que cada vez está más cerca ( dos empleados del hospital donde nació Tobias están enfermos, a escasos 200 metros de mi casa).

    La vida sigue y uno se va acostumbrando de a poco al nuevo ritmo. Aunque nunca dejo de pensar en el camino que tuvimos que transitar. Hoy le decia a mi marido: Costó tanto, pero salió perfecto! Por ahí me invade el miedo de que sólo lo tengo de "prestado". O sea por un ratito y nada más. Están seguros que es mio? todo mío?

    Tampoco puedo dejar de pensar en que hace un año estaba en pleno proceso de FIV. Mi punción fue el 15 de agosto, de la cual sólo tuve 3 óvulos. 3 días después fue la transferencia de 2 embriones. Uno de esos embrioncitos es hoy Tobias, con 5360 gr y 61 cm. Fuerza, amigas, para las que siguen en camino. No bajen los brazos. "saber que se puede... sentir que se puede".

    5 comentarios:

    Kickucita dijo...

    Natie! gracias por pasar por el blog, el otro como habras visto esta totalmente abandonado. La falta de animo se traslada a todo creo. En fin. Me alegra que estes tan bien, tan contenta, gracias por las palabras de esperanza, hoy dia del niño, y con la colorada encima, me pegó bastante mal. En fin... la vida sigue no?
    besotes amiga, siga disfrutando que si, es toooodo suyo.
    ki.-

    Co! dijo...

    Que lindo testimonio Natie!! la verdad que las que seguimos el camino nos sentimos inspiradas por tu historia.
    Que mágica puede ser la vida, no?
    Disfrutá! Es todo tuyo!! y no es por un rato...bah hasta que te presente la primer novia, es todo tuyo!

    Majo dijo...

    A mi tambien me costó bastante acostumbrarme a que todo estuviera bien. Pero si te soy sincera, hoy, a 7 meses del parto, no tengo ni tiempo para pensar en todo lo que pasé. No lo olvido (ya volverá todo el dia que quiera ir por el hermanito) pero no lo sufro más. Hoy prefiero disfrutar el presente y mi unica conexión con la infertilidad es el limitado tiempo que dedico a los foros. Y no, no me parece desconsiderado, a todas las que pasamos por este camino les deseo que puedan vivir lo mismo y de hecho me da mucho placer leer historias como la tuya :-) (creo que es por eso que sigo en los foros).
    Disfrutá lo que tenés, Natie, que es más que merecido!!

    Me alegro de que el comienzo de la guardería haya pasado sin inconvenientes :-)

    Besos!

    Maria Laura dijo...

    hay amiga cuanto me alegro que el chiquitin se haya acostumbrado a la guarderia aunque imagino para vos todo un tema...

    y gracia spor tus palabras de aliento ... recuerdo como hoy tu positivo ... que felicidad disfruta es tuyo para toda la vida... nada de prestado ... besote grande...

    Flor dijo...

    Nati, me alegra saber que la semana con todos los cambios que implicaba haya salido de lo más bien.
    Siempre que me bajoneo por la espera del mi hijo, miro a mi alrededor (entre ellos vos) y me da fuerzas para seguir adelante con la certeza de que llegará...
    Un beso grandote!