Twitter Updates

    follow me on Twitter

    lunes, 12 de enero de 2009

    No puedo entender

    A veces me resulta imposible digerir algunas cosas. No puedo entenderlas, asimilarlas, creer que le pueden pasar a cualquiera: a mi vecina, a mi amiga, a mi jefa.
    Bueno, una de esas situaciones horribles le pasó a mi jefa, con la cual tengo mucha empatía ( por ser infértil en tratamiento como lo fui yo, entre otras cosas). Dio parte de enferma en diciembre, y hace semanas que no aparecía por la oficina. Hoy fue y con sólo verla nos dimos cuenta de su secreto y su pesada mochila que carga silenciosa. Tiene un ojo completamente negro, y la cara recién deshinchada. El marido casi la mata a golpes. Ella sólo atinó a decir que la semana pasada se cayó a causa de la nieve. Aunque nadie le preguntó nada.

    Tengo una mezcla de sentimientos y razón. Mi jefa es una tipa fuerte, de armas llevar, de enfrentarse contra managers y pelear por sus derechos. Por eso no me puedo imaginar que se deje pegar de esta manera.

    No es la primera vez que le veo moretones. El año pasado ya le habia notado que en los brazos tenia marcas como si alguien la hubiese tomado muy fuerte y podia contar la marca de los dedos en sus antebrazos. Y nadie le dijo nada. Por la paliza que recibió esta vez, llamó a la policía y lo sacaron de la casa al marido. Ojalá que sea definitivo, por el bien de ella y de su hijo.

    Ella no se merece ese infierno, sin embargo: por qué lo acepta? Nadie lo entiende. Yo no lo entiendo. Qué lleva a mujeres fuertes a vivir ese estado de sometimiento atroz y a exponer sus vidas a los golpes de un bruto animal alcoholizado o drogado? Le puede pasar a cualquiera, a tu vecina, a tu jefa, a tu hemana, a vos misma. NO LO PERMITAN!

    6 comentarios:

    Maria Laura dijo...

    hay amiga esas mujeres asi tan fuertes en lo profesional son como pollitos en lo afectivo y por eso lo permiten ... miedo mucho miedo y una infancia carente de afectos seguramente... que duro ... es horrible... ojala pueda salir a tiempo ... ojala!!! besote hermosa!!!

    Patri dijo...

    es muy feo eso. Yo no sé qué opinar. Yo creo que si fuera yo hubiera salido corriendo hace rato. Pero a veces el miedo paraliza. Es tremendo. Triste, denigrante, horrible.

    DEYANIRA dijo...

    Horrible por lo que está pasando tu amiga..pero también feísima situación la tuya, mucha impotencia, angustiarte por ella y no saber que hacer...

    Horrible...

    Jaime Leal dijo...

    Definitivamente no se tiene excusa al recurrir a la violencia como herramienta para resolver cualquier conflicto, sin embargo y desafortunadamente, debemos admitir que en este juego se requieren dos, uno que golpea y el que permite ser golpeado.

    Porque te pueden dar una vez "sin que tengas aviso previo", pero la segunda ocasión, ya también es culpa de quien recibe. Por estar ahí, por permitirlo, por perdonarlo y lo que es lo mismo, por fomentarlo al no ponerle consecuencia tajante y directa.

    Regularmente se llega a esos niveles de poco en poco, por ello es importante el atender los primeros sintomas, los gritos fuertes, la amenaza en voz baja, el primer empujon, la violencia psicológica, incluso la violencia económica, pues todos ellos llegan antes de una situación como la que describes, sin embargo no son tomados en cuenta, pues se les ve como parte de la relación, de los altibajos, de los agrios momentos que harán disfrutar los dulces con mayor intensidad.

    Sin embargo, pronto se ve el avance y lo que antes era apenas visible y facilmente encubierto, se vuelve claramente evidente y viene el golpe, la cachetada y el pellizco, hasta llegar al puñetazo y la patada y en el peor de los casos a las armas.

    Que esta situación sirva de experiencia y alerta para todos los que le rodean y que no permitan el abuso por parte de su pareja ó familiar.

    Mis mejores deseos para esta persona que describes y mis vibras positivas para que tome fuerza y decida hacer algo por y para ella y los suyos.

    Un abrazo fraterno y gracias por compartir este tema en tu espacio.

    Les invito a visitar mi blog:
    Jaime Leal

    http://jaime-leal.blogspot.com

    Anónimo dijo...

    Hola Natie
    Mira te contare una cosa,mi hermana lleva dieciseis alños casada,y por lo que toda la familia sospecha,recibiendo malos tratos desde el principio.Te digo que puede hacer la familia y amigos en estos casos:NADA:
    Asi de duro,no podemos denunciar,porque ella lo niega.¿Por que?Es un misterio.
    Ahora despues de tanto tiempo,esta empezando a ver las cosas como son.Mas vale tarde que nunca.
    Y mi hermana es como tu jefa,una persona inteligente,tiene sus estudios.Y el es un borracho medio analfabeto.No se puede decir que la culpa sea que no recibio cariño en su infancia,nada de eso.Hemos sido muy queridas.¿Quien sabe que es lo que crea esa dependencia?
    Un saludo.

    Natie dijo...

    Gracias a todos por contestar. Mi jefa está mejor, por lo menos volver a la rutina del trabajo le hace bien. Nunca sabremos cómo vive interiormente este proceso.
    Espero que no se enojen mis amigas blogueras, pero quiero dedicarles dos palabras a mis nuevos "comentaristas"
    Jaime: muy buena reflexión y es verdad. En estos casos ambas partes tienen sus culpas y es un círculo vicioso muy dificil de romper.
    Anónimo: Ojalá que tu hermana se dé cuenta lo antes posible, lo destructiva que es esa relación. ella se merece más, como persona. Mucha fuerza!